viernes, 21 de febrero de 2014

Ranunculus arvensis


Ranúnculo arvense
Ranunculus arvensis
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Ranunculales          
Familia: Ranunculaceae
Subfamilia: Ranunculoideae
Tribu: Ranunculeae
Género: Ranunculus
Especie: arvensis


Descripción y observaciones
Ranunculus arvensis es una especie venenosa de la familia de las ranunculáceas.
Descripción: Es una planta anual que alcanza un tamaño de entre 20 y 60 cm de altura. Las hojas basales exteriores son flabelado-lobadas. Los flores son amarillo claro con pétalos patentes. Los aquenios tienen entre 5 y 9 mm de longitud con muchas espinas. Están soldados al receptáculo, por lo tanto son persistentes. El pico del aquenio es subulado-espinoso y largo.
Hábitat: Habita en cultivos de secano y barbechos en suelos con cierta humedad. Florece entre en España entre marzo y julio.
Distribución: Ranunculus arvensis tiene una distribución holártica con ombrótipos semiárido, seco, subhúmedo y húmedo. Crece prácticamente en toda España menos los lugares mas áridos.
Propiedades: Estas plantas contienen anemonina, una sustancia muy tóxica para los animales y los seres humanos. De hecho, los herbívoros pastan las hojas de estas plantas con gran dificultad, y sólo después de un buen secado que evapora las sustancias más peligrosas. Incluso las abejas evitan libar su néctar. En la piel humana estas plantas pueden crear ampollas (dermatitis), mientras que en la boca pueden causar dolor intenso y ardiente de las membranas mucosas. En algunas localidades, la planta se utiliza para el tratamiento del asma, reumatismo, fiebre alta y enfermedades intestinales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario